sábado, 1 de octubre de 2011

El poder de la palabra hablada


Es increíble el poder que ejerce la palabra hablada en nuestras vidas, y más increíble aún, que muchos de nosotros no tengamos realmente en cuenta su importancia. Las palabras no son más que los pensamientos exteriorizados de la mente y las que continuamente van creando nuestra realidad. Siempre estamos utilizando palabras, pero la mayor parte del tiempo no pensamos lo que decimos ni como lo decimos. La verdad es que ponemos muy poca atención a la elección de nuestras palabras. De hecho. La gran mayoría de nosotros suele hablar en términos negativos.
Lastimosamente cuando éramos pequeños, nadie nos enseñó la importancia de saber elegir nuestras palabras, y que estas podían literalmente conformar nuestras vidas. Jamás nadie nos dijo, que los mismos pensamientos expresados en formas de palabras volverían en forma de experiencias. Tampoco nadie nos dijo, que poseemos un  gran potencial y que la vida está para apoyarnos.
Muchos de nosotros crecimos en un ambiente negativo, creado involuntariamente por nuestros padres y digo involuntariamente, porque a ellos también les tocó vivir el mismo ambiente. A muchos, nos repitieron una y otra vez, palabras o frases negativas que se nos convirtieron en un condicionamiento mental. Estos mensajes, fueron los primeros que recibimos en nuestra infancia y que además, contribuyeron a configuración de nuestro diálogo interno, es decir la manera en que nos hablamos a nosotros mismos.
Debido a que  la persona promedio habla consigo misma más de la mitad de su día, hace que el diálogo interno sea muy importante, ya que este constituye la base de nuestras palabras habladas. En otras palabras, el diálogo interno crea el ambiente mental según el cual vamos actuar, determinando la clase de experiencia que atraemos. Si nos subestimamos, la vida va significar muy poco para nosotros; en cambio, si nos amamos y valoramos, entonces la vida puede maravillosa.
Empieza ahora mismo a prestar atención a todo lo que dices; cambia tus palabras negativas y limitadoras. Llena tus pensamientos de positivismo y grandeza, para que estos a su vez, se exterioricen por medio de tus palabras, creando así tus experiencias de vida.  

El extraordinario poder de las afirmaciones 


Es importante saber, que nuestro subconsciente no hace juicios, acepta todo lo que decimos y crea en concordancia para nuestra vida, lo que nosotros afirmamos. Por lo tanto, si elegimos conceptos y creencia de pobreza, entonces el subconsciente supondrá que eso es lo que deseamos y continuará dándonoslos hasta que decidamos cambiar nuestros pensamientos, palabras y creencias por otros mejores.
Napoleón Hill, el autor de autoayuda más prestigioso, observaba que uno llega a creer cualquier cosa que se repita a sí mismo, así sea una afirmación verdadera o falsa. Si alguien repite una mentira una y otra vez, con el tiempo la aceptará como algo cierto. De ahí en adelante, la mente comenzará a aceptarla como una verdad absoluta, y actuará de acuerdo a esta nueva realidad que ha programado. Imagínate lo que habría sucedido si Albert Einstein hubiera escuchado a aquel médico que diagnosticó que era un retrasado mental debido a su aparente dificultad para articular las palabras, o al profesor que lo criticaba por sus continuas ausencias mentales durante la clase y que sugirió a sus padres que lo sacaran de la escuela ya que era una distracción para los demás alumnos. Nadie recuerda el nombre o los logros de aquellas dos personas, pero todos sabemos quien fue Albert Einstein y cuáles fueron sus contribuciones en el campo de la ciencia, Así que la próxima vez que alguien emita una crítica acerca de tus habilidades no te apresures a aceptarla sin cuestionar su validez.
Ahora que sabemos un poco más a cerca de lo poderoso que son nuestros pensamientos y palabras, es preciso que reeduquemos nuestra forma de pensar y de hablar, con la práctica de pautas positivas. De esta forma lograremos resultados positivos y maravillosos.

3 comentarios:

  1. Estupenda la reflexión sobre la importancia del diálogo interno y el que este sea positivo.

    ResponderEliminar
  2. Me gusto tu blog motivador y eso me recuerda la palabra sabia dicha por Jesús: no es lo que entra en tu boca lo que te contamina, sino lo que de ella sale. Esto nos sirve para mejorar nuestra forma de pensar y de hablar..

    ResponderEliminar
  3. Si lograramos comprender,la importancia que tienen nuestras palabras al expresarlas a los demas,probablemente dejariamos de criticar tanto,de maldecir y nos preocupariamos de ser mas empaticos .

    ResponderEliminar